31 ago. 2017

Una Ley de justicia para los jubilados

Yonhy Lescano

A julio de 2017  existen en trámite  92,778 juicios entre la ONP  y los afiliados, habiendo estos últimos sufrido 5,021 fallecimientos mientras litigaban, porque estos juicios duran en promedio más de cinco años. 

Del señalado universo de casi 93,000 procesos judiciales sobre pensiones en trámite, la propia ONP  ha identificado que hay 34,599 casos en los que podría allanarse  con autorización legal, o sea, el 37%. Sin embargo, considero que en  el 63% restante, podría también allanarse o desistirse, bajo criterios razonables que se establecieran por ley.  Por esto hemos presentado el Proyecto de Ley N° 1737/2017-CR de Desjudicialización de Pensiones de la ONP-“Ley de Justicia para los Jubilados” con fecha 3 de agosto de 2017, para que la ONP se allane, o se desista respecto del 100% de los procesos judiciales que mantiene contra los asegurados, y se les pague sus pensiones y sus devengados, sin más dilaciones.

La mayor parte de juicios son por el concepto de “devengados e intereses legales” (47,048 juicios); el segundo lugar lo ocupa el concepto de “otorgamiento de todo tipo de pensión” (23,316 juicios); y el tercer lugar es para el “reconocimiento de años de aporte” (13,299 juicios). En todos estos casos, se impone la regla de equidad y justicia de atender oportunamente el derecho constitucional a la pensión, aplicando el principio in dubio pro operario (interpretación a favor del trabajador en caso de duda).

No se justifican los juicios, por cuanto las pensiones promedio que se pagan son de S/ 415.96 (menos de la mitad de la Remuneración Mínima Vital),  e inclusive –actualmente-  hay 3,752  pensionistas que reciben una pensión inferior a los S/ 100.


Tampoco es racional ni eficiente pagar en estudios de abogados el monto  de S/ 167 Millones, que es lo que la ONP desembolsó por este concepto entre los años 2007 a mayo del 2017, para litigar con los  jubilados, pues esos recursos  podrían haber atendido las pensiones de alrededor de 35,000 pensionistas por 12 meses.