30 may. 2014

EXPECTATIVA REAL DE VIDA DE JUBILADOS ES DE 84 AÑOS PARA HOMBRES Y DE 87 AÑOS PARA MUJERES, Y NO DE HASTA 110 AÑOS COMO SEÑALA LA SBS

Un pensionista con 100 años de edad recibiría una pensión de S/. 50 de las AFPs, con las actuales tablas de mortalidad



Tablas  vigentes permiten a AFPs tener más ganancias, por el mayor tiempo de retención del dinero de pensionistas.

El congresista Yonhy Lescano Ancieta, miembro titular de la Comisión de Trabajo y Seguridad Social, declaró que, según la propia Superintendencia de Banca y Seguros (según Oficio 15176-2014-SBS) la expectativa real de vida de una persona que se jubila a los 65 años es de 19 años en el caso de los hombres, y de 22 años en el caso de las mujeres, esto es, que un jubilado vivirá en promedio hasta los 84 años, y una jubilada hasta los 87 años.  Por consiguiente, es absurdo que se haga una proyección de esperanza de vida –aunque se diga que es un  elemento meramente estadístico- poniendo un techo de vida de 110 años, porque esta variable falsea los cálculos de las reservas previsionales y la cuantía de las pensiones. No es lo mismo provisionar una pensión futura para proyectar pagarla durante 45 años, que provisionar para pagarla durante sólo 19 años (en el caso de  hombres), o durante solo 22 años (en el caso de mujeres), puesto que en el primer caso las reservas son sustancialmente mayores y mayor el tiempo que la AFP retiene el dinero del pensionista, en provecho propio (invirtiéndolo y obteniendo utilidades). Además, hay un impacto negativo en el monto de la pensión, contrariamente a lo que afirma la SBS. En efecto, el propio ente supervisor se desmiente con este ejemplo puesto en su presentación ante la Comisión de Trabajo el  06  de mayo último : Si ponemos el caso de un pensionista que se jubila a la edad de 65 años con un capital de pensión en su cuenta individual de S/. 250 000 y se acoge a la modalidad de retiro programado, los primeros meses recibirá una pensión de S/. 1 400, que con el correr de los años irá disminuyendo gradualmente, de modo que cuando el pensionista tenga 84 años de edad recibirá alrededor de S/. 900, y cuando tenga 95 años recibirá S/. 400, y si llega a tener 100 años, recibirá aproximadamente S/. 50 de pensión. Vale decir la AFP ha  “estirado” su capital de pensión (más la rentabilidad) en 100 años, en una curva de trayectoria  descendente que comenzó con una pensión de S/. 1 400 y terminó con una pensión de S/. 50 en un horizonte de 35 años (contados a partir de los 65 años de edad). Evidentemente, la pensión sería mucho mayor, si es que este horizonte de vida fuera de  sólo 19 años, o 22 años, que son las tasas reales de la esperanza de vida, posterior a los 65 años de edad.


Por estas razones, las tablas de mortalidad actuales tienen que ser cambiadas perentoriamente. No se entiende por qué el proceso que conduce la SBS es tan largo.  En el año 2004 se hicieron unas tablas con parámetros extranjeros; el año 2006, se han ajustado; y el año 2010, se han vuelto a ajustar pero siempre bajo parámetros de otros países. Recién, tan tarde como el año 2013, la SBS ha contratado a una consultora para elaborar estas tablas de mortalidad con elementos empíricos basados en la realidad peruana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario