23 jul. 2015

PRECIOS DE VIVIENDAS NUEVAS DEBERÍAN BAJAR SUSTANCIALMENTE POR EFECTO DE DEPRECIACIÓN ACELERADA


Este beneficio  permite que inmobiliarias y bancos recuperen su inversión en sólo cinco años.


No debería cobrarse cuota inicial ni “prima por leasing” porque estas empresas pagan menos impuesto a la renta debido a este incentivo.

El congresista Yonhy Lescano, Presidente de la Comisión de Vivienda del Parlamento, declaró que tanto las inmobiliarias como los bancos se benefician de la depreciación acelerada de inmuebles  dispuesta por la Ley 30264 (Ley para Promover el Crecimiento Económico) la que señala que del año 2014 al 2016  todos los edificios y las construcciones nuevos destinados a vivienda se podrán depreciar un 20% anual hasta su total depreciación. El parlamentario remarcó que es un incentivo sustancial, por cuanto la tasa normal es de solo 5% al año. Hay que recordar que la depreciación  acumulada se deduce del impuesto a la renta. Esto significa que la inversión realizada por estas empresas en estas edificaciones la recuperarán en apenas cinco años. Pero las modalidades de alquiler venta, leasing inmobiliario y crédito hipotecario están planificadas para préstamos a 20 años en promedio, lo que significa que el 100% de las cuotas cobradas por los bancos se irán a utilidades, ya que el valor de los inmuebles ya habrán sido compensados por la vía del menor pago de impuesto a la renta, gracias al incentivo tributario otorgado.  Esto obliga a que los precios de las viviendas tienen que bajar, y tampoco se cobre cuota inicial o “prima por leasing” cuando se implementen el alquiler venta y el leasing inmobiliario, ya que la depreciación acelerada se da para conseguir tres objetivos : para que las inmobiliarias tengan más recursos económicos, para que inviertan más en construcción  de  viviendas, y para que parte del beneficio se traslade a los usuarios vía la reducción de los precios de los departamentos o casas.

Sin embargo, el mercado inmobiliario sigue con sus precios exageradamente altos : Así por ejemplo, un departamento de 70m2, de un dormitorio en Jesús María, Lince, Miraflores, Surco o Barranco puede estar costando el equivalente a US $ 150,000; o un departamento de dos dormitorios de 90 m2 en Pueblo Libre, Magdalena, o San Miguel puede costar un promedio de US $ 180,000, cuando hace apenas 12 años atrás no valían ni la mitad de estos precios.

De otro lado, Lescano agregó que algunos funcionarios públicos están desinformando a la población en relación a las nuevas modalidades de acceso  a la vivienda contenidas en el Decreto Legislativo  1177; así por ejemplo : No es cierto que se pueda migrar de  un leasing inmobiliario a un crédito hipotecario, porque, en ambos casos ya se está contratando con una empresa financiera, ya se está amortizando el crédito con cada cuota, y se ha pagado una cuota inicial en cada modalidad; y además en el leasing la propiedad del inmueble la tiene el banco; en cambio, en la hipoteca la propiedad la tiene el deudor.


Agradecemos su difusión.
Contacto de prensa:
RPC: 997526724

Despacho 311-7462

No hay comentarios:

Publicar un comentario