18 abr. 2018

Comisión de Ética debe ser totalmente reorganizada para acabar con irregulares “ blindajes”.


Acción Popular renunció en diciembre, seguida luego por tres Bancadas.


Presidencia no debe tenerla fujimorismo, y debe haber un miembro por cada grupo político.

El congresista Yonhy Lescano, ha reiterado su pedido a la Junta de Portavoces, al Presidente del Congreso, y a la propia Comisión de Ética, para que este grupo de trabajo sea reorganizado totalmente. Dicho pedido ha sido requerido por escrito en múltiples oportunidades desde diciembre pasado en que Lescano renunció a la indicada Comisión, seguido después por los representantes de tres bancadas parlamentarias (PPK, APP y Frente Amplio) por el irregular “blindaje” que realizaba el grupo fujimorista a favor de sus congresistas que habían incurrido en inconductas graves tales como la presunta comisión de delitos, falsificación de documentos, incumplimiento de sentencias judiciales, obstrucción de diligencias fiscales etc, a quienes archivaban sus expedientes, una y otra vez, abusando del hecho de ejercer la presidencia de la Comisión y tener la mayoría. Ante este estado anómalo de cosas, fue el mencionado parlamentario de Acción Popular, quien solicitó repetidamente la reorganización de la Comisión de Ética para que el grupo Fuerza Popular deje de presidirla, y los miembros sean uno por cada bancada parlamentaria.

Hay que recordar que hace casi un año (mayo del 2017), renunció su primer Presidente, el congresista fujimorista Segundo Tapia, porque ya entonces la abusiva política del “blindaje”, causaba problemas inclusive en el Pleno del Congreso, cuando se discutían los informes de esta Comisión. A ello siguió, la renuncia irrevocable del segundo presidente de la Comisión, Juan Carlos Gonzáles, el 04 de abril pasado, luego de que en la sesión del 02 de abril, nuevamente la bancada fujimorista, ciega y sorda a los indicios y pruebas, y al clamor ciudadano, archivó el expediente de la congresista Yesenia Ponce por falsificación de documentos y pruebas falsas sobre sus estudios secundarios, y archivó también –de plano, sin siquiera abrir una indagación- el caso de los congresistas Salgado, Becerril y Bartra, que habían obstruido el 07 de diciembre del año pasado la diligencia de allanamiento dirigida por el Fiscal José Domingo Pérez, en dos locales de Fuerza Popular, ordenada por una resolución judicial.

El grupo fujimorista, en la última sesión de Etica del 02 de abril, votó los archivos mencionados, inclusive en violación del compromiso de la Junta de Portavoces, de no discutir esos temas, sino únicamente el caso de los denominados “mamanivideos”, por lo que tales archivos deben ser declarados nulos, en su oportunidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario