3 ene. 2017

Osiptel implementa verificación biométrica, pero empresas siguen vendiendo chips sin ningún registro en calles y tiendas de manera informal


Se siguen activando también de modo irregular líneas prepago, y se hacen recargas virtuales sin problemas.

OSIPTEL IMPLEMENTA VERIFICACIÓN BIOMETRÍCA, PERO EMPRESAS SIGUEN VENDIENDO CHIPS SIN NINGÚN REGISTRO EN LAS CALLES Y TIENDAS DE MANERA INFORMAL

Entre el 2011 y el 2014 operadoras recibieron multas por S/ 8 millones por estas infracciones, y actualmente, tienen procesos sancionadores por la misma razón. No pagan las multas.

La venta de celulares prepago previa verificación biométrica de la huella digital a partir de hoy día 2 de enero, en realidad es una regla que ya tiene dos años de retraso, porque en virtud del Decreto Supremo 023-2014-MTC se introdujo el proceso de verificación biométrica de la huella dactilar, dando como plazo máximo a las empresas el 7 de junio del 2016, plazo que se incumplió siendo necesario que se publicara el Decreto Supremo 003-2016-MTC. Las empresas están obstaculizando, una vez más, el cumplimiento de esta obligación, bajo el pretexto de que RENIEC les cobra entre S/ 0.29 a S/ 1.90 por consulta de verificación biométrica de la huella dactilar, habiendo presentado inclusive sendas denuncias ante INDECOPI para la eliminación de este cobro.  El aspecto clave, en esta oportunidad, para que se cumpla por fin, con la verificación biométrica, es que OSIPTEL pueda realizar una inspección eficiente de todos los puntos de venta que tienen las empresas, y haga operativos frecuentes con la Policía Nacional y el Ministerio Público, para desbaratar los mercados informales de compraventa de equipos y dispositivos celulares. Tenemos el antecedente negativo de que entre el 2011 y el 2014, OSIPTEL  sancionó a las empresas Movistar, Claro y Entel por multas equivalentes a S/ 8 millones por venta irregular de líneas prepago, multas que por cierto sólo se han pagado en menos del 20%, y con 24 multas coercitivas por la venta informal de chips; y actualmente, las mencionadas empresas y Bitel tienen procesos sancionadores en giro por las mismas infracciones. También está el problema de la activación informal de equipos y líneas celulares, con la complacencia de las empresas operadoras.

El organismo regulador y el MTC nunca dieron una respuesta satisfactoria de cómo  fue posible que las operadoras pudieran vender a un solo titular cientos y hasta miles de líneas celulares como fue el caso de la suboficial PNP Gisela Taboada, quien tenía a su nombre 21,000 líneas prepago, sin que ella lo supiera.
OSIPTEL y el MTC tiene que exigir y verificar también, que el  Registro Nacional de Teléfonos Celulares, que data del año 2006 (Ley 28774) -registro que nunca ha sido debidamente implementado por la negligencia de las empresas- esté actualizado.

El presidente de Osiptel ha declarado que hasta diciembre del 2016 se habían dado de baja a 580,000 líneas prepago, de un universo total de 36 millones de líneas móviles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario