16 may. 2018

Congreso se tumba ley de alimentación saludable



Los males cardiacos, el cáncer, obesidad y otros, son un problema de salud pública que debe ser tomado en cuenta por las autoridades con acciones rápidas y responsables. Los males referidos suceden por la mala alimentación y se han incrementado durante los últimos años sin que existan leyes que puedan ayudar a tomar medidas para evitarlos.

Este jueves se cumplirán cinco años desde que la Ley de Alimentación Saludable (30021) se publicó en mayo del 2013. Esta ley está solo en papeles y, por tanto, no se puede poner en práctica. El ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, cuatro años más tarde, emitió el 17 de junio del 2017, el tan reclamado reglamento de la Ley de Alimentación Saludable. Desde ese entonces, para beneficio de las grandes empresas, el fujimorismo ha intentado modificar y derogar la mencionada ley.

El día de ayer en la comisión de defensa al consumidor, con maniobras, se colocó como primer tema de agenda un dictamen de insistencia, que persigue dejar sin efecto la ley de alimentación saludable, eliminando los octógonos de advertencia alto en azúcar, alto en grasa y alto en sodio. Se pretende reemplazar esto por el llamado semáforo nutricional que nadie lo entiende y que ya se encuentran en los envases de los alimentos industriales sin que haya cuidado en la salud de los peruanos. En este sentido, no se han aceptado las observaciones hechas no solo por el Poder Ejecutivo, sino también por organizaciones institucionales como la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de Salud, profesionales y especialistas que hacen serios reparos al semáforo nutricional y consideran un atentado la eliminación de los octógonos de advertencia mencionados líneas antes.

Como se dijo, se puso como primer punto de la sesión del día esta ley, habiendo estado en quinto lugar, el presidente de la comisión de defensa al consumidor adelantó el tema y casi sin debatir lo votó con asistencia de congresistas fujimoristas que luego de votar a favor de las grandes empresas, se retiraron de la comisión. Eso demuestra que hubo un lobby descarado para favorecer a los intereses económicos y no la salud de los peruanos.

El siguiente paso será debatir este importante tema en el pleno del congreso que tendrá la última palabra. Es necesario agregar que es irresponsable ignorar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud, quienes ya han advertido en muchas oportunidades lo nocivo que podría ser que la ley de alimentación saludable se modifique porque atentaría contra la salud pública, contra los niños y contra la población peruana que padece de males mencionados líneas antes. Estamos advertidos, ya sabemos que el fujimorismo legisla a favor de intereses privados y no a favor de los grandes intereses nacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario