10 may. 2018

Gobierno suelta gasolinazo, sube impuestos de los combustibles en 38% que encarecerá costo de vida y golpea economía familiar. Recauda más fácil y antipopular.


Están haciendo Caja Fiscal a costa de economía de la población

GOBIERNO SUELTA “GASOLINAZO” SUBIENDO ISC A LOS COMBUSTIBLES HASTA EN 38%



Recaudación de ISC a los combustibles representa el 74.6% de toda la recaudación por ISC.

El gobierno del presidente Vizcarra, ha soltado un “gasolinazo” mediante el Decreto Supremo 094-2018-EF, al incrementar el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) que pagan los combustibles hasta en un 38%, que afecta a más  de 14 clases de estas gasolinas. La verdadera razón para esta alza  indiscriminada es  recaudar mayores ingresos fiscales, sacrificando la economía popular. En efecto, los ingresos por ISC a los combustibles el año 2017 ascendieron a S/ 1,932 Millones; pero ahora con este “tarifazo” tendrán ingresos  en el corto plazo por un monto aproximado de S/ 734 Millones adicionales, que será dinero sacado de los  bolsillos de todos los peruanos. El MEF decidió incidir en los combustibles, porque son el commodity que dan los mayores ingresos por ISC. Así, de los S/2,588 Millones por ISC que se recaudó el año 2017, el 74.6% corresponde a los combustibles.

También se ha gravado los vehículos nuevos y usados mediante el Decreto Supremo 095-2018-EF. Así los vehículos a gasolina que sean nuevos pagarán una tasa de 10% de ISC; y los vehículos a gasolina usados, pagarán una tasa de 40%. Los vehículos nuevos a diésel han sido afectados con una tasa de 20%, y los usados con una tasa del 40%.

Nadie discute la racionalidad de la medida de gravar con una mayor tasa a los combustibles que más contaminan; pero esto no justifica que se incrementen estas tasas por urgencias de la caja fiscal; porque los impuestos a los combustibles tienen un efecto inflacionario inmediato y se trasladan a todos los precios de la economía, comenzando con los precios de los pasajes de transporte público, y con los productos de primer necesidad de la canasta familar; lo que es más grave en un  contexto donde las remuneraciones no se reajustan con el costo de vida. A esto hay que agregar, que no es el mejor momento para “paquetazos” tributarios, porque la economía del país está estancada, pues tanto la inversión privada como la pública, han tenido tasas negativas de crecimiento en los últimos tres años.

El que el gobierno se haya puesto como meta subir la recaudación tributaria del lamentable 13% en el que estamos, a 15.3%, hacia el 2021, no significa hacerlo a expensas de gravar y empobrecer la economía de todos los peruanos; menos aún cuando la pobreza ha subido (se ha situado en 21.7%), y están en riesgo de volver a ser pobres el 40% de la clase media vulnerable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario