29 oct. 2018

Pasajes del Matropolitano subió 90% en los últimos 8 años. El contrato firmado es lesivo a los usuarios.


Lesivo contrato de concesión permite reajustar el pasaje semanalmente



Municipio sólo recibe el 8% de los ingresos totales

Una vez más, los cuatro concesionarios del Metropolitano, aplicando el lesivo contrato de concesión firmado con el Municipio de Lima a través de Protransporte, ha anunciado que incrementarán los pasajes de S/ 2.50 a S/2.85 en la ruta troncal, y de S/ 0.50 a S/ 0.55 en las rutas allimentadoras; es decir, un incremento total de S/ 0.40.  El problema de fondo, una vez más, es que el contrato (celebrado el año 2008) está mal diseñado. Ya en abril pasado, los concesionarios amenazaron con subir el pasaje a S/ 3.00; y antes, el año 2014, el pasaje subió de S/ 2.00 a S/ 2,50, debiendo recordarse, que el pasaje troncal cuando comenzó la operación en julio del 2010, era de S/ 1.50. Es decir, en apenas 8 años, el pasaje  ha subido 90%, perjudicando a los usuarios,  y los contratos ni siquiera son rentables para el Municipio, porque éste sólo recibe el 8% de los ingresos (Cláusula 21).

El denominado Pasaje Técnico Ajustado depende  de factores numéricos que varían hacia arriba, cada semana,  a capricho de los concesionarios. Por ello, estos dicen  que “simplemente aplican las fórmulas del contrato” y tales fórmulas –insólitamente-  han contado con la aprobación del Municipio. En efecto, el mal diseño tarifario, está en la fórmula que arroja el denominado Pasaje Técnico Ajustado, contemplado en el punto 6 del Anexo 6 del contrato de concesión (“Fórmulas Económicas”). Si bien, la Cláusula 12.1  estipula que “en ningún caso el promedio ponderado de los Pasajes puede ser mayor al Pasaje Técnico Ajustado” (que funciona teóricamente como tarifa tope), lo cierto es que la fórmula de este último, tiene variables tales como el denominado “Pasaje Técnico en la semana m”, que a su vez, tiene otra fórmula que depende –entre otras variables- del denominado “Costo Troncal por Pasajero en la semana m”, y del denominado “Costo de Recaudo por Pasajero en la semana m”. Mientras no se cambie esto, seguirán las alzas abusivas.

Lo grave es que la decisión del alza, una vez más, la han tomado los cuatro concesionarios, porque en el comité correspondiente, Protransporte sólo tiene un voto, lo que no se entiende, porque cuando se negoció el contrato, el Municipio de Lima –como concedente-  debió asegurarse de incluir una cláusula de veto, es decir, que las alzas necesiten de su aprobación, para entrar en vigencia. Pero hubo una actitud entreguista, y ahora Protransporte se limita  -como en ocasiones anteriores- a descalificar el alza, y amenazar que irá a un arbitraje o tomará acciones legales, que no impedirá el incremento y perjuicio a los cientos de miles de usuarios diarios.

Dado que el plazo de la concesión es por 12 años, quizás la solución salomónica sea resolver el contrato.

Agradecemos su difusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario